martes, 26 de octubre de 2010

Los reproductores de sonido dañan al oído


Asegura investigadora de la BUAP
Reportero: Xóchitl Rangel                          
19 de Septiembre de 2010



 
Alrededor de 50 millones de personas en México cuentan con un reproductor de música y la mayoría está en peligro de dañar su oído por usarlo inadecuadamente, señaló María del Rosario Vega y Sáenz de Miera, Investigadora del Instituto de Fisiología de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla (BUAP).

La especialista señaló que existe un sinfín de investigaciones médicas y de audiología, que comprueban que el uso constante así como el alto nivel de volumen de estos artefactos pueden causar la pérdida de la audición de manera paulatina.


Alertó principalmente a los jóvenes pues son el sector de la población que más utiliza reproductores de música como Ipods, MP3, memorias USB e incluso los obsoletos, Discman y Walkman, sobre la importancia de reducir el tiempo de uso y volumen de estos artículos.



La científica que recientemente fue reconocida con el premio Estatal de Ciencia y Tecnología de Puebla y cuyos estudios están enfocados al oído interno, señaló aún cuando existe información suficiente sobre el tema, los usuarios se rehúsan a modificar sus hábitos.



Consideró innecesario prescindir de un reproductor de música, pero sí urgente evitar escucharlo a su máximo volumen, ya que eso significa exponerse a un nivel de ruido que el oído sólo puede tolerar 30 segundos por día, y hay quienes los utilizan por horas, diariamente.


“Las normas internacionales consideran seguro un nivel de energía acústica de 85 decibeles durante ocho horas al día, y el volumen de estos aparatos en lo más alto alcanza los 115 decibeles, que para muchos es su preferido”, expuso.


Agregó que la exposición a estos aparatos apareció desde la década de los 80 con los Walkman, actualmente las empresas han innovado el diseño, capacidad, fidelidad de sonido y otros aspectos que vuelven más atractivos los reproductores.


En ese sentido comentó que los auriculares cerrados son los que mejor calidad de sonido ofrecen pero también los que representan mayor riesgo porque penetran en el canal auditivo externo.


Comentó que el daño auditivo muchas veces comienza con zumbidos parecidos al ruido que emiten los grillos, así como con episodios temporales de aturdimiento o ensordecimiento que desaparecen y cuando el daño es más serio, aparece la dificultad para oír o para comprender lo que se dice, es decir se escucha pero no se entiende.


Finalmente dijo que cuidar el oído debe ser tan importante como preocuparse por la calidad alimenticia o hacer ejercicio a fin de lograr tener una vida sana por lo que deben evitarse los altos niveles acústicos durante períodos prolongados y sobre todo nunca por encima de los 100 decibeles.

Fuente: Esfera Universitaria
http://periodicosintesis.com.mx/noticias/68727/Reproductores-de-sonido-danan-al-oido

1 comentario:

  1. tambien el oido lo lastimas teniendo cosas en el oido

    ResponderEliminar